Construyendo democracia

La Fundación Chirivella Soriano presenta la exposición Construyendo democracia, en la que reúne siete propuestas artísticas que comparten un mismo síntoma: la necesidad de generar una reflexión en torno a cómo articular la esfera pública, al papel que tiene el ciudadano en la construcción de la misma y a la relación del arte con los procesos democráticos.

A lo largo de los últimos años los acontecimientos socioeconómicos han acabado por derrumbar la estructura que sostenía el llamado estado de bienestar. Esta situación ha hecho evidente la necesidad de cambiar el rumbo de nuestro sistema político, destacando el papel fundamental y la importancia de la participación social en la construcción de un estado democrático. En este sentido, es importante resaltar que el concepto de ciudadanía está inseparablemente vinculado al de democracia. Dicha relación define y alimenta uno de los pilares básicos de la democracia, ya que da permiso a que las propias personas planteen sus propuestas e intenten promoverlas mediante diferentes vías. Asimismo, este tipo de dinámicas ayuda a replantear sus lazos sociales al reclamar un compromiso con la cosa pública, circunstancia que implica una identificación del individuo con su comunidad, estando y actuando con y para la misma.

La implicación del ciudadano como sujeto político permite construir y reclamar un cambio de modelo, tanto desde el punto de vista social como económico, que posibilite repensar la política y las formas de gobierno. Con ello se pretende ir más allá del marco de la democracia representativa y otorgar así a los miembros de la comunidad, con su participación, la legitimidad de poder negociar sus propuestas. Surge así la voluntad de incitar una nueva politización de la sociedad civil mediante la configuración de sociabilidades alternativas.

Los artistas que participan en Construyendo democracia son Xavier Arenós, Colectivo Cambalache, Santiago Cirugeda, DEMOCRACIA, Domènec, Alicia Framis y Laia Solé.

El trabajo de Xavier Arenós (Vila-real, 1968) intenta, por un lado, analizar la vinculación entre el espacio, la ideología y el poder y, por otro, explorar la idea de utopía como alternativa al relato hegemónico preestablecido. Para ello, realiza a partir de procesos documentales y de archivo, construcciones arquitectónicas, vídeos, fotografías y dibujos que tienen como referentes a la arquitectura moderna, el constructivismo ruso o la práctica del bricolaje.

Por su parte, el colectivo Cambalache: Carolina Caycedo (Londres, 1978), Adriana del Pilar García Galán (Neiva, 1977), Alonso Gil (Badajoz, 1966) y Federico Guzmán (Sevilla, 1964), centra su interés en el intercambio cultural y en la recuperación del espacio público como lugar de encuentro y de diálogo.

El arquitecto social Santiago Cirugeda (Sevilla, 1971) aborda temas como la arquitectura efímera, el reciclaje, las estrategias de ocupación e intervención, la incorporación de prótesis a edificios construidos o la participación ciudadana en los procesos de toma de decisión sobre asuntos urbanísticos.

DEMOCRACIA: Pablo España e Iván López (Madrid, 1970) es un equipo de trabajo constituido en Madrid en 2006. El interés principal de Democracia es el uso de la esfera pública en sus más diversas configuraciones, entendiendo el arte como un acto comunicativo. Su práctica se inicia a partir de la discusión y el enfrentamiento de ideas y formas de acción.

Por su parte, Domènec (Mataró, 1962) es un artista visual que ha creado una obra fotogràfica y videográfica, además de instalaciones e intervenciones en el espacio público partiendo de proyectos arquitectónicos, entendiéndolos como una de las construcciones imaginarias más productivas y complejas de la tradición moderna.

El trabajo de Alicia Framis (Barcelona, 1967) se centra en diferentes aspectos de la existencia humana dentro de la sociedad urbana contemporánea. Framis a menudo comienza a partir de dilemas sociales reales para desarrollar nuevas propuestas y soluciones. Desarrolla plataformas de interacción social creativa, normalmente a través de la colaboración interdisciplinaria con otros artistas y especialistas a través de diversos campos.

Finalmente, Laia Solé (Vic, 1976) es una artista visual a la que le interesan las prácticas cotidianas que se desarrollan en el espacio urbano. La mayoría de sus trabajos son site-specific, desarrollados a través de varias acciones y medios, como vídeo, performance o obra gráfica, y visibilizan o transforman temporalmente las dinámicas del espacio.

Esta exposición cuenta con la colaboración de GANDIABLASCO.

 

construyendo democracia fundación chirivella soriano